El presidente del Club Internacional de Prensa (CIP), Frank Smith ha intentado poner freno a la crisis que se ha desatado dentro de la organización, convocando elecciones anticipadas y destituyendo al tesorero de la entidad Miguel Ángel San Martín. Como os contábamos ayer, el propio San Martín junto a Tito Drago pidieron la salida de la actual directiva y exigieron un cambio en los destinos de la entidad. Esta rebelión se ha producido cuando San Martín era investigado irregularidades administrativas.

El Presidente del Club Internacional de Prensa (CIP), Frank Smith ha intentado poner freno a la crisis que se ha desatado dentro de la organización, convocando elecciones anticipadas y destituyendo al tesorero de la entidad Miguel Ángel San Martín. Como os contábamos ayer,  el propio San Martín junto a Tito Drago pidieron la salida de la actual directiva y exigieron un cambio en los destinos de la entidad. Esta rebelión se ha producido cuando San Martín era investigado irregularidades administrativas.

La crisis se desató el la asamblea de lunes pasado, en que en principio se aprobarían unos estatutos para modernizar la entidad, pero que posteriormente se transformó en una guerra de declaraciones en que el grupo de disidentes interpeló a los miembros de la actual directiva, y solicitó la convocatoria de elecciones para el 14 de junio, una semana antes de la entrega anual de premios del club. El grupo era liderado el actual tesorero Miguel Ángel San Martín y Tito Drago que abandonó la entidad en noviembre de 2005.

En la reunión no estuvo presente el presidente Frank Smith, quien en conociento de la situación acordó una serie de medidas con el resto de la Junta directiva para intentar poner freno a la situación. En prer lugar ha convocado una Asamblea General Ordinaria para el día 27 de junio en la que probablemente se realizarán elecciones. Del mismo modo se ha cesado al tesorero del club Miguel Ángel San Martín la existencia de diferentes irregularidades en la gestión del mismo y que están en estos momentos siendo objeto de estudio unos asesores fiscales externos, según cuenta el CIP en un comunicado público.

Del mismo modo, ha quedado admitida la renuncia del Secretario Ejecutivo del Club, Gustavo Rachid, quien en las últas semanas ha sido objeto de ataques del Grupo disidente, llegando incluso a convocarse una reunión de la Comisión de Ética que decidió sancionarle a pesar de no tener atribuciones para ello y que transmitió a la Asamblea General. Finalmente ha quedado nombrada una Comisión Gestora que se debe encargar de la preparación de los Premios del Club, la gestión del Club y la preparación de la Asamblea Ordinariadel 27 de junio.

El actual Presidente del Club también ha pedido la presencia de todos los socios de la entidad en la próxa asamblea y que se anen a preparar candidaturas para la junta directiva. También a pedido prudencia ‘ante determinados movientos de algunos miembros de nuestro club que intentan crear un cla de alarma con argumentos pobres y malintencionados’. La batalla no hecho más que empezar.

- OTRAS PUBLICACIONES -

Scroll al inicio