Gira presidencial: El joven interventor de medios

Con solo 33 años me convocaron de la Secretaría de medios de comunicación de la presidencia de la Nación Argentina y me dijo el Secretario de Estado: «Tenemos un caso muy serio en la Patagonia con una emisora muy importante que necesita de tus servicios…»

En enero de 1993 bajé del avión en el aeropuerto de Comodoro Rivadavia y el viento típico de esa zona de la Patagonia Argentina me recibió con una ráfaga que me hizo «volar y desaparecer las gafas en plena plataforma…».

La experiencia de tratar un caso muy serio, como era la intervención de una emisora histórica de la red nacional de emisoras de la presidencia de la Nación Argentina, fue un bautismo de fuego en un cargo tan importante para un joven profesional, aunque mi experiencia me protegía y respaldaba por los años que llevaba ya transitados en comunicación política, de crisis y el tratamiento de casos complejos.

El cargo era muy importante, un «delegado interventor de gobierno» nombrado por el presidente de la Nación a través del Secretario de Estado de Prensa y Difusión, y así fue de complejo atender los graves «asuntos» que afectaban a la emisora, debido a la herencia que habían dejado las gestiones anteriores, tanto radicales como de peronistas.

Las cosas funcionaron bien y tras dos años de una correcta gestión la emisora quedó normalizada y pude dejar todo en orden, y al primer director de la Radio.

Gira presidencial

Al poco tiempo del inicio de mi gestión me comunicaron de la Casa Rosada en Buenos Aires que el presidente, Carlos Saúl Menem, vendría a la provincia en visita oficial y que se celebraría allí su reunión de gabinete itinerante, que realizaba en esos tiempos. Dado mi cargo como delegado presidencial tenía que recibirle junto al gobernador de la provincia del Chubut, Carlos Maestro, y las demás autoridades. Las imágenes testimonian ese momento.

Personalidad destacada

Comodoro Rivadavia era la capital nacional del petróleo, en aquellos años centro de los mas importantes yacimientos de crudo, pero la singularidad que caracterizaba lo relacionado con mi cargo era que las máximas y más destacadas autoridades que los comodorenses elogiaban eran el obispo, el intendente, el jefe de policía y el interventor de LU4 Radio Patagonia Argentina, una posición que pesaba y mucho socialmente, por lo que sentía mucha presión, no se debían cometer errores y la responsabilidad era máxima.

En esta época viví Infinidad de anécdotas, reconocimientos, premios y menciones por el trabajo hecho, que serán tratados en un capítulo aparte.

Como adelanto, aquí se pueden escuchar dos audios con algunas anécdotas extraídas de algunas entrevistas que me hicieron por aquel entonces, hablando de la emisora.

- OTRAS PUBLICACIONES -

Scroll al inicio