Corresponsales – Co-responsables

«La información y el acontecer internacional es ilustrativo y formativo para esta sociedad en la que vivimos, aquí tenemos un claro ejemplo de la reacción y consecuencias de un abuso deshonesto que ocurre todos los días en nuestra realidad mediática»

La banalización del periodismo y la comunicación también sufren una de las peores pandemias profesionales de la historia; el corresponsal barato.

Inescrupulosos y antojadizos productores y empresarios de Medios, bajan costo y calidad con una legión de corresponsales pintorescos, vistosos, elocuentes, pero con una muy baja calidad profesional y periodística.

Sólo un móvil, basta para transmitir, sin la logística que requiere además enviar a un periodista profesional como corresponsal, abusando de su voluntarismo y pasión, pero no contemplando y garantizando su seguridad.

Anuncios escandalosos, primicias sin contrastar su veracidad, falta de precisión informativa y mínimo oficio periodístico son algunas de sus cualidades más alarmantes que envenenan a diario, retinas y oídos de la pobre audiencia que cae en sus alarmantes y lapidarias coberturas.

No se trata de titulares y contenidos de interés e impactantes dentro de las normas de un periodismo «atractivo», sino del escándalo e impacto sin límites, con la mentira como método, y la vacuidad profesional como característica más «destacada».

Como todas las modas, pasará, y el estilo, perdurará cuando volvamos al ejercicio digno y profesional de la comunicación, y más aún, cuando ningún amigo o pariente de los «co-responsables» de turno, sea el elegido para ejercer una de las ramas más sublimes e importantes de nuestra profesión; las corresponsalias de exteriores.

¡Adelante ustedes en estudios compañeros!

- OTRAS PUBLICACIONES -

Scroll al inicio